Diciembre 10 de 2020

Por: Alcides García 

Comentemos un poco sobre esa propiedad o inversión que con esfuerzo le costó adquirir, y que tiene en renta bien sea para ayudar a pagar la Hipoteca o porque simplemente quiere tener un ingreso adicional que le permita ahorrar. Supongamos que fue su primera compra o quizás una inversión importante y consideró usar servicios profesionales para establecer un contrato y blindarlo con una póliza jurídica. Luego, al transcurrir 11 meses se aproxima el momento de la renovación y normalmente el inquilino ya tiene claro si necesita continuar o mudarse. Entonces, pueden suceder varias situaciones, resaltaremos las más comunes;

  1. El inquilino solicita continuar y está dispuesto a renovar el contrato.

  2. Necesita renovar pero prefiere entenderse directamente con el propietario.

  3. Cancela la renovación y ya tiene fecha de mudanza.

  4. No está interesado en renovar pero no tiene lugar a donde irse todavía.

Si se presentan las opciones 1 y 3 no representa mayor problema para usted como propietario, sin embargo, al presentarse las opciones 2 y 4 corre el riesgo más común, que es confiar en la palabra del inquilino bien sea porque es un familiar, conocido o porque ha resultado ser una persona responsable que además mantiene el inmueble en excelentes condiciones. Posiblemente, con las mejores intenciones y buscando conservar los lazos con el propietario, sin embargo, es el espacio ideal para la informalidad obviando derechos y responsabilidades entre ambas partes sin respaldo, sin documento escrito y sin un árbitro que esté facultado para sellar el acuerdo.

Acciones preventivas y complementarias que recomendamos:

  • Celebrar siempre una renovación del contrato antes del vencimiento, hacerlo el día que vence ya se considera tarde. Es clave contar con los servicios de un despacho de abogados, son los profesionales del derecho quienes deben redactar el documento, celebrar el acto y posteriormente custodiar un ejemplar original.

  • Contratar una póliza jurídica y/o mediador privado, este último lo recomendamos si el costo de la renta representa un ingreso importante para el propietario y quiere asegurarse del cumplimiento. 

El rol de los abogados es fundamental en un acto tan delicado como es la renta de un inmueble, representa una ventaja relevante para el propietario, de esa manera blinda su propiedad ante cualquier eventualidad jurídica que pueda presentarse. De ninguna manera es recomendable usar abogados de confianza o familiares del inquilino, además es importante la custodia de un ejemplar original en manos de un despacho que tenga la capacidad de tomar acción legal en caso de ser necesario.

Esperamos que este relato les sirva de ayuda y recuerden que TOP HOUSE Real Estate podemos asesorarle y le evitamos correr riesgos innecesarios.

Hasta la próxima!


 

Top House Real Estate
Top House Real Estate Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2021 tophouse.com.mx, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co